miércoles, 25 de marzo de 2015

Es Portixol

La ruta de hoy nos llevará a uno de los rincones más escondidos de la costa ibicenca. El pequeño puertecito de "Es Portixol", desembocadura natural del Torrent de sa Marina den Besora, se encuentra enclavado en la zona norte de la -por allí- abrupta costa ibicenca, entre el inmenso "Cap de Rubió" y la pequeña "punta de sa Galera". Se trata de un puerto natural con forma prácticamente circular -parece trazado con compás- rodeado de montes cercanos a los 300 metros que vierten sus aguas, como si se tratase de un embudo, en el puerto. Está poblado por una veintena de casetas de pescadores y su bahía contiene uno de los fondos marinos más bonitos que yo he visto. Además, sorprende el hecho de que, hasta allí, no se puede acceder más que andando, en bici o quizá en moto de trial. Imposible en ningún otro tipo de vehículo.

Es Portixol. Mi hijo vió un "comecocos".



La ruta:

Se trata de una ruta difícil por cuanto es larga (45 km) y con un desnivel acumulado cercano a los 950m, si bien es cierto que la inmensa mayoría está acumulado en la salida de "es Portixol". También es muy sencillo acortarla saliendo de algún lugar más cercano. La que aquí os presento, y que se puede descargar aquí, parte desde Ibiza ciudad, y tanto a la subida como a la bajada hasta la costa norte, lo hace de la forma más rápida posible, puesto que el descenso a nuestro destino tiene tramos que obligatoriamente tienen que hacerse a pie y eso ralentiza mucho el ritmo.





Tramos más significativos:

Tan solo comentaré el tramo de entrada y salida a "Es Portixol" por que el resto de la ruta es la simple transición hasta allí y es común a otras rutas ya publicadas. Hasta el kilómetro 18, ya en las inmediaciones del restaurante Can Solaietes, iremos poco a poco ganando altura. Allí nos desviaremos hacia el Puig des Mossons, cuya cresta será el inicio del vertiginoso descenso hasta el nivel del mar. 

Enclavado en la pared vertical discurre el camino.

¿Quitamiedos?


Lo cierto es que este tramo es muy técnico y hay varios tramos a pie, pero lo he incluido para no perdernos esto:

Una espectacular casa abandonada en un sitio totalmente inaccesible, con era propia, sin camino para llegar (tan solo un sendero) y que, situada a media ladera hacia el mar, invita a pensar de donde carajo conseguían sus habitantes trigo o algún otro cereal para utilizar la era... Si os fijáis, veréis que la fuerte pendiente está salvada en algunos tramos por pequeñas zonas aterrazadas, hoy totalmente emboscadas y que antiguamente se utilizaron para la siembra.

Casa abandonada

Detalle
Una vez abajo, la cala regala paz y silencio. Yo bajé en enero, pero imagino que la inaccesibilidad del lugar hará que en plena temporada turística la situación no sea muy diferente. Allí abajo podréis mirar a vuestra espalda para ver la increíble forma de embudo que toman las montañas que nos encierran.

Aguas transparentes
Pequeño puerto pesquero


A partir de aquí, iniciaremos el ascenso. Durante 3 interminables kilómetros ascenderemos sobre un sendero con cierto peligro en algún tramo hasta la urbanización "Isla Blanca". Una vez allí la atravesaremos y seguiremos la ruta marcada para volver, de nuevo, en dirección a Santa Gertrudis y después a Ibiza.


Os dejo algunas fotos más de la ruta.

El equipo Reynolds a mitad de descenso.

La era. Aquí se aprecia el fuerte desnivel.
Espero que os guste







No hay comentarios:

Publicar un comentario